Afectaciones de fumar en el embarazo

Los hábitos de vida juegan un papel fundamental en el desarrollo del futuro bebé. De hecho, el primer fumador pasivo de una madre fumadora es su propio hijo.

Los hábitos de vida juegan un papel fundamental en el desarrollo del futuro bebé. De hecho, el primer fumador pasivo de una madre fumadora es su propio hijo. Fumar en el embarazo resulta grave para ambas partes lo que es sinónimo a un embarazo cero saludable.

Está demostrado que el avance del tabaquismo afecta cada vez más a las mujeres. Incluso, dado que muchas comienzan a fumar desde muy jóvenes, llegan al embarazo con un grado de adicción a la nicotina tan alto que durante la gestación no les resulta fácil dejar el cigarrillo. Además, las estadísticas indican que durante el embarazo una de cada diez mujeres sigue fumando.

El bebé afectado por fumar en el embarazo

Durante la gestación, cada vez que la futura mamá enciende un cigarrillo, el feto recibe monóxido de carbono y sustancias tóxicas. Entre las consecuencias del tabaquismo en el embarazo se destacan las siguientes:

  • Embarazo ectópico
  • Aborto espontáneo
  • Ruptura prematura de membranas
  • Desprendimiento placentario
  • Placenta previa
  • Parto prematuro

Nunca es tarde para dejar de fumar en el embarazo

Dejar de fumar es lo mejor que puede hacer la embarazada por su salud y la de su hijo. De hecho, se calcula que, en general, el 50% de las mujeres deja el tabaco espontáneamente al enterarse del embarazo. Sin embargo, hay madres que necesitan ayuda profesional para lograrlo.

Si eres una de ellas, no tienes que avergonzarte por precisar apoyo médico. Averigua en tu comunidad si hay grupos o programas de control de tabaco que puedan asesorarte en esta decisión tan importante. Incluso, tu familia tendrá un rol importante en este camino. Si dejas el cigarrillo atrás le darás la bienvenida a una vida nueva y saludable.

Te puede interesar

Efectos de las drogas en el embarazo

Los efectos de las drogas dependen de la intensidad y el tiempo de consumo, y su relación con el embarazo. Pero siempre son perjudiciales, tanto las que son permitidas como las que no.

Los efectos de las drogas en el embarazo dependen de la intensidad y el tiempo de consumo, y su relación con el embarazo. Pero siempre son perjudiciales, tanto las que son permitidas como las que no.

Con respecto a las drogas permitidas, su consumo debe ser suspendido incluso de ser posible antes del embarazo. Las xantinas, café, mate, etc., consumidas en cantidades moderadas a grandes, producirían un bajo peso al nacer y mayores riesgos de parto pretérmino. El tabaco provoca alteraciones en el embarazo, sobre todo bajo peso al nacer, parto pretérmino y complicaciones del parto.

Razones para evitar las drogas en el embarazo

El alcohol se debe suspender por los riesgos de malformaciones de variada entidad y cuantía, de aborto, de complicaciones en el embarazo y en el parto. El alcohol es el principal teratógeno (generador de malformaciones) conocido.

La marihuana, uno de cuyos productos atraviesa la barrera de la placenta y por lo tanto llega al feto, ha demostrado provocar alteraciones del desarrollo psicoafectivo, aunque otros efectos posibles no han sido confirmados.

La cocaína produce retardo intelectual, malformaciones de distintos tipos y síndrome de abstinencia de cocaína al recién nacido. Además, el feto es expuesto a las sustancias por la vasodilatación, es decir, por el ensanchamiento de los vasos sanguíneos y el consecuente aumento de la presión intravascular.

El uso de pasta base ha demostrado efectos adversos en el período embrionario y en el embarazo, pero en nuestro medio no hay estudios rigurosos por el momento, dada la relativa novedad de su uso y la evaluación de sus consecuencias en el embarazo.

En resumen, el uso de drogas ilegales además de afectarte a ti puede afectar tu embarazo en todas las etapas. Éstas te exponen a conductas de riesgo en las que puedes contraer enfermedades infecciosas graves como el VIH y la Hepatitis B o C.

Te puede interesar