Recetas para el embarazo: recetas vegetarianas

Estar embarazada y ser vegetariana no son incompatibles, pero debes asegurarte de que las necesidades nutricionales estén cubiertas. Aquí te dejamos ideas para que disfrutes de unos platos deliciosos y saludables.

Estar embarazada y ser vegetariana no son incompatibles, pero debes asegurarte de que las necesidades nutricionales estén cubiertas. Aquí te dejamos  algunas recetas para el embarazo para que disfrutes de unos platos deliciosos y saludables.

 

Recetas para el embarazo: Sopa de verduras

Te aportará vitamina A, B, C, proteínas y ácidos grasos.

Ingredientes:

  • 4 zanahorias
  • 2 papas
  • 1 calabaza pequeñas
  • 4 mazorcas pequeñas
  • 100 gr. de arvejas
  • 2 batatas
  • 2 cebollas de verdeo
  • 2 puerros
  • 1 rama de apio
  • Sal marina a gusto
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación:

Cortar las verduras en cuadraditos pequeños. Poner a hervir el agua y cuando esté a punto de hervir, colocar primero las zanahorias, 10 minutos después las papas, calabaza y batatas, 10 minutos más y colocar los demás ingredientes menos la sal. Cocinar a fuego lento por 45 minutos aproximadamente y cuando esté lista apagar el fuego, agregar el aceite y la sal, revolver bien y ¡listo!

Recetas para el embarazo: Pizza integral al ajillo

Te aportará proteínas, ácido fólico, vitaminas A, B1, calcio, hierro, Zinc y si preferís la opción con brócoli tendrás abundante vitamina A y K.

Ingredientes para la masa:

  • 500 gr. harina de trigo integral fina
  • 2 cucharadas de levadura de cerveza en polvo
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de sal marina
  • Agua tibia

Ingredientes para la salsa:

  • 2 kg. de tomates
  • 8 dientes de ajo picadito
  • sal, aceite, jengibre a gusto
  • 1 cucharada de condimento para pizza
  • 1 morrón cocido
  • 1 taza de perejil picado
  • Aceitunas (a gusto)

Preparación de la masa:

Disolver la levadura en agua tibia, agregarle el aceite. Colocar la harina en un recipiente donde podamos hacer la mezcla. Airear la masa con las manos y luego ir vertiendo gradualmente el agua con la levadura. Cuando se hayan unido amasar con la palma muchas veces tratando de formar una masa tierna y elástica. Dejar reposar en un recipiente envuelto con una bolsa plástica para que descanse unos 45 minutos aproximadamente.

Aceitar con un pincel la pizzera y espolvorear con harina, humedecerse las manos y tomar una porción de masa para estirarla en el molde. Una vez estiradas, dejar leudar unos minutos cerca del horno que ya se puso a calentar. Luego cocinar la masa unos 15 o 20 minutos y luego colocaremos la cubierta elegida y terminar con perejil picado, aceitunas y tiritas de morrón.

Preparación de la salsa:

Picar el ajo y saltearlos en una sartén, verter los tomates previamente rallados y luego agregarle el condimento para pizza, sal y una pizca de jengibre. Cocinar 10 minutos al máximo.

Opción de cubierta de brócoli:

Ingredientes:

  • 1 planta de brócoli cocida al vapor
  • ½ morrón picadito
  • 3 dientes de ajo picado

Preparación:

Saltar el ajo y el morrón, luego cuando esté un poco doradito agregar el brócoli, mezclar y condimentar con sal a gusto y listo.

Recetas para el embarazo: Budín con frutas

Para culminar este sabroso y nutritivo almuerzo o cena, el budín te aportará carbohidratos y ácidos grasos como también ácido fólico, hierro, zinc y calcio y vitamina D y B12 si utilizas leche de soya fortificada.

Ingredientes:

  • 2 tazas de avena extra fina
  • 1 taza de harina de gluten
  • ½ taza de harina integral
  • 1 taza de azúcar rubia integral
  • 1 taza de aceite de girasol o de maíz
  • Jugo y ralladura de un limón
  • ½ litro de leche de soya (preferiblemente fortificada)
  • 100 gr. de pasas de uva
  • 100 gr. de nueces y almendras (cortes)
  • Semillas de ajonjolí y de lino a gusto
  • 50 gr. de levadura

Preparación:

Disolver la levadura en leche tibia, licuar o batir hasta que quede bien homogénea, luego agregarle el aceite. Mezclar todas las harinas, con las manos abiertas mezclar dejando que tome aire, luego formar un hueco y colocar de a poco la mezcla de la levadura. Luego agregar el jugo y la ralladura del limón, luego el azúcar, seguir mezclando tratando de lograr una maza y por último agregar las frutas y la mitad de la cantidad de las semillas. Humedecer las manos, amasar y trabajar la masa hasta lograr el punto de elasticidad que necesita. Dejar descansar unos 50 minutos o más si es posible, envuelto en una bolsa plástica. Luego aceitar y enharinar la budinera, colocar la maza y dejar leudar el doble, colocar por arriba algunas semillas de lino y hornear a fuego moderado unos 50 minutos.

Te puede interesar

El Yoga y el embarazo

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc.

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc. Para combatir estos dolores el yoga y el embarazo se llevan muy bien.

Durante la gestación de tu bebé es muy importante acompañar todos estos cambios con una actividad física que te permita relajarte mentalmente y vivir tu embarazo con la plena felicidad que mereces.

¿Cómo practicar el yoga en el embarazo?

La práctica de las meditaciones yóguicas te ayudan en este aspecto logrando un equilibrio físico y emocional. Las asanas (posturas yóguicas) permiten conectarte con tu bebé y transmitirle toda la paz y la energía positiva para un crecimiento saludable.

También reducen la ansiedad por el hijo que crece dentro de ti y el temor que causa el miedo al dolor y a lo desconocido, ayudando a conectarte con tu cuerpo y fortaleciendo tu mente para mantenerla en calma en los momentos necesarios.

Por otro lado, la pranayama (respiración yóguica) te ayuda a evitar la fatiga, la tensión nerviosa, a eliminar toxinas y te obliga a concentrarte, no perder tu ritmo e ir más allá del dolor, logrando de este modo un parto más fácil y corto.

No es necesario que te encuentres realizando yoga anteriormente para poder practicarlo durante tu embarazo. La actividad física será beneficiosa para tu salud y la de tu bebé.

No existe un yoga especial para embarazadas, sino que se adaptan las prácticas normales a las necesidades de las futuras mamás, por lo que esta práctica se realiza con grupos exclusivamente de embarazadas, que además te permiten la posibilidad de compartir tus experiencias con otras mujeres que, como tú, atraviesan por esta etapa tan bella de la vida de una mujer.

Si te das a la tarea de practicar, en intenet puedes encontrar muchas madres blogueras que adquirieron esta actividad para hacer de su embarazo una experiencia saludable. Consulta cualquier ejercicio con tu médico.

Te puede interesar