34 semanas de embarazo: Compartiendo la alegría

Si te resulta una buena idea, podrías hacer una lista de personas con las que te gustaría compartir el nacimiento de tu bebé.

Si te resulta una buena idea, en las 34 semanas de embarazo podrías hacer una lista de personas con las que te gustaría compartir el nacimiento de tu bebé. Si la haces con tiempo, esta lista puedes dejársela a una persona que se encargue de avisarles y disfrutar con todos ellos este momento tan especial de tu vida.

Tu cuerpo en las 34 semanas de embarazo

  • Si te cuesta dormirte a la noche intenta con algunos consejos sencillos: no duermas siesta, haz ejercicio, mantente bien hidratada. Eso sí, evita el consumo de líquido más allá de las 20 horas, para así no tener que levantarte a orinar tan frecuentemente. Si no logras dormir, es mejor levantarse y leer o mirar televisión esperando que el sueño te sorprenda nuevamente.
  • Tu cuerpo soporta cada vez más peso debido a lo avanzado de tu embarazo. Tu espalda se resiente y provoca dolores fuertes. Para ello es recomendable tengas un buen baño de inmersión para relajarte.
  • Además, tienes la sensación de que tu bebé está más bajo por la presión que ejerce en la pelvis.
  • Por otro lado, respecto a tus ansiedades y miedos, pueden aparecer tus dudas acerca del parto pre-término. En tal sentido, relájate informándote bien sobre cuáles son los signos y síntomas del parto pre -término:
  • Los cólicos parecen ser menstruales y, en ocasiones, van acompañados de diarrea, indigestión o náuseas.
  • Encontrarás un flujo acuoso, color rosado o café, acompañado de un material mucoso.
  • Fluido amniótico goteando o saliendo por tu vagina.

Tu bebé en las 34 semanas de embarazo

  • El bebé mide aproximadamente 43 cm y pesa alrededor de 2400g.
  • Durante su tiempo despierto se mueve bastante, pero al igual que un recién nacido pasa bastante tiempo durmiendo.
  • Los ojos de tu bebé ahora están abiertos cuando está despierto y cerrados cuando duerme.
  • Su sistema inmune está desarrollando defensas contra numerosas enfermedades. Si es un varón, sus testículos ya descendieron a su lugar en el escroto.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

¿Por qué se presenta la infección vaginal en el embarazo?

Durante os meses de gestação, se produzem mudanças no pH vaginal. Por esta razão, os especialistas consideram que é a etapa mais vulnerável para a ploriferação de bactérias

A gravidez representa um período de mudanças para todas as mulheres. É uma etapa em que tudo se modifica, desde as variações mais perceptíveis, como a ansiedade e o aumento de peso, até alterações do organismo pouco conhecidas, como as infecções vaginais.

Questão de hormônios

Durante os 9 meses de gestação, o nível de hormônios femininos muda e afeta diretamente o pH da área genital. No cotidiano, o pH da zona vulvar é ácido e inferior ao de outras partes do corpo, se situa em uma média de 3.8 a 4.2, com a finalidade de impedir o crescimento de bactérias. No entanto, durante a gravidez, a futura mamãe vive diversas mudanças hormonais, que comprometem diretamente a capa protetora ácida. Desta maneira, a variação para um pH maior que 4.2 pode alterar o equilíbro em detrenimento da flora habitual, o que deixa espaço para a ploriferação de gérmens patógenos. Por essa razão, os 9 meses de gestação representam uma das etapas mais vulneráveis da mulher para adquirir infecções ginecológicas.

Prevenir é melhor

É necessário que todas as mamães tomem cuidados especiais para manter sua zona íntima limpa e protegida durante esta importante etapa da vida.

Entre as principais recomendações encontram-se:

  • Usar roupa íntima de algodão.
  • Não usar roupa muito justa ou de materias sintéticos.
  • Lavar a roupa íntima com sabão em barra e enxaguar bem, sem deixar resíduos.
  • Lavar a zona íntima com um sabonete especial com pH ácido, que limpe, hidrate e ajude a prevenir infecções na área vulvoperineal.
  • Não se recomenda utilizar talcos, aromatizantes ou sais de banho.
  • Evitar traumatismos na região genital como arranhões (de coçar), depilação ou fricção.
  • Ao notar mudanças no fluido vaginal, ardor ou mau odor, não automedicar-se e consultar o ginecologista ou obstetra.

Te puede interesar