35 semanas de embarazo: Calambres

Es recomendable intensificar la calidad de los alimentos que ingieres. Aumentar la cantidad de lácteos y de frutas que contengan este nutriente te ayudará.

Es recomendable que en las 35 semanas de embarazo revises la calidad de los alimentos que ingieres, sobretodo, debes aumentar la cantidad  de lácteos y de frutas, ya que estos te ayudan a minimizar los calambres en el embarazo.

Durante la semana 35 de embarazo puedes experimentar algunas sensaciones intensas en tus piernas y brazos. El desarrollo de los huesos incluye la solidificación progresiva de los mismos, lo que significa mayor utilización de tu calcio y la posibilidad de sentir calambres en las piernas y brazos.

Consejos para las 35 semanas de embarazo

Es importante que planees lo indispensable para ir al centro de atención donde va a ocurrir el parto en caso de que este se produzca con antelación.

Te puede ser útil calcular cómo vas a llegar, quién va a estar a disposición para llevarte, ten a mano desde ya el teléfono del centro de asistencia y por las dudas, comienza a preparar el bolso con lo indispensable para ese momento.

Para que no te tome por sorpresa es fundamental proveerte de todo lo necesario para el día del parto. Esencialmente deberías tener a mano un bolso con las siguientes cosas para tu bebé: ropita para cambiarlo (por ejemplo: batitas, enteritos y gorros de algodón), pañales, toallitas, chupo, colonias de azahar, algodón, alcohol. Indispensable que lleves otro bolso con tus pertenencias tales como ropa íntima, ropa de cama (recomendable una bata grande con botones en el pecho para que puedas amamantar sin quitártelo), apósitos, pantuflas, cremas para el pecho y demás.

Si tienes más hijos o personas a tu cargo, encárgate de ver quién se quedará con ellos mientras tú estás en el centro de salud.

Tu cuerpo en las 35 semanas de embarazo.

Ya habrás tenido que cambiar de sostén hace unas cuantas semanas, y ahora incluso podrías necesitar uno para aportar mayor apoyo en la noche. Aparecen esos dolores de cabeza, Mantente saludable y planea al máximo tus próximos días. Trata de dormir.

Tu bebé en las 35 semanas de embarazo.

Tu bebé mide ahora 45 cm y pesa alrededor de 2,5 kg.

Creció tanto que ahora ocupa casi todo el espacio del útero y se le dificulta más moverse.

Aumentará como cuarto kilo más por semana de acá en más.

El desarrollo de sus huesos incluye la solidificación progresiva de los mismos, lo que significa mayor utilización de tu calcio y la posibilidad de calambres. Consulta a tu médico, quien quizás te dé un suplemento de calcio en pastillas.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Es recomendable que en las 35 semanas de embarazo revises la calidad de los alimentos que ingieres, sobretodo, debes aumentar la cantidad  de lácteos y de frutas, ya que estos te ayudan a minimizar los calambres en el embarazo.

Durante la semana 35 de embarazo puedes experimentar algunas sensaciones intensas en tus piernas y brazos. El desarrollo de los huesos incluye la solidificación progresiva de los mismos, lo que significa mayor utilización de tu calcio y la posibilidad de sentir calambres en las piernas y brazos.

Consejos para las 35 semanas de embarazo

Es importante que planees lo indispensable para ir al centro de atención donde va a ocurrir el parto en caso de que este se produzca con antelación.

Te puede ser útil calcular cómo vas a llegar, quién va a estar a disposición para llevarte, ten a mano desde ya el teléfono del centro de asistencia y por las dudas, comienza a preparar el bolso con lo indispensable para ese momento.

Para que no te tome por sorpresa es fundamental proveerte de todo lo necesario para el día del parto. Esencialmente deberías tener a mano un bolso con las siguientes cosas para tu bebé: ropita para cambiarlo (por ejemplo: batitas, enteritos y gorros de algodón), pañales, toallitas, chupo, colonias de azahar, algodón, alcohol. Indispensable que lleves otro bolso con tus pertenencias tales como ropa íntima, ropa de cama (recomendable una bata grande con botones en el pecho para que puedas amamantar sin quitártelo), apósitos, pantuflas, cremas para el pecho y demás.

Si tienes más hijos o personas a tu cargo, encárgate de ver quién se quedará con ellos mientras tú estás en el centro de salud.

Tu cuerpo en las 35 semanas de embarazo. Ya habrás tenido que cambiar de sostén hace unas cuantas semanas, y ahora incluso podrías necesitar uno para aportar mayor apoyo en la noche. Aparecen esos dolores de cabeza, Mantente saludable y planea al máximo tus próximos días. Trata de dormir.

Te puede interesar

¿Por qué se presenta la infección vaginal en el embarazo?

Durante os meses de gestação, se produzem mudanças no pH vaginal. Por esta razão, os especialistas consideram que é a etapa mais vulnerável para a ploriferação de bactérias

A gravidez representa um período de mudanças para todas as mulheres. É uma etapa em que tudo se modifica, desde as variações mais perceptíveis, como a ansiedade e o aumento de peso, até alterações do organismo pouco conhecidas, como as infecções vaginais.

Questão de hormônios

Durante os 9 meses de gestação, o nível de hormônios femininos muda e afeta diretamente o pH da área genital. No cotidiano, o pH da zona vulvar é ácido e inferior ao de outras partes do corpo, se situa em uma média de 3.8 a 4.2, com a finalidade de impedir o crescimento de bactérias. No entanto, durante a gravidez, a futura mamãe vive diversas mudanças hormonais, que comprometem diretamente a capa protetora ácida. Desta maneira, a variação para um pH maior que 4.2 pode alterar o equilíbro em detrenimento da flora habitual, o que deixa espaço para a ploriferação de gérmens patógenos. Por essa razão, os 9 meses de gestação representam uma das etapas mais vulneráveis da mulher para adquirir infecções ginecológicas.

Prevenir é melhor

É necessário que todas as mamães tomem cuidados especiais para manter sua zona íntima limpa e protegida durante esta importante etapa da vida.

Entre as principais recomendações encontram-se:

  • Usar roupa íntima de algodão.
  • Não usar roupa muito justa ou de materias sintéticos.
  • Lavar a roupa íntima com sabão em barra e enxaguar bem, sem deixar resíduos.
  • Lavar a zona íntima com um sabonete especial com pH ácido, que limpe, hidrate e ajude a prevenir infecções na área vulvoperineal.
  • Não se recomenda utilizar talcos, aromatizantes ou sais de banho.
  • Evitar traumatismos na região genital como arranhões (de coçar), depilação ou fricção.
  • Ao notar mudanças no fluido vaginal, ardor ou mau odor, não automedicar-se e consultar o ginecologista ou obstetra.

Te puede interesar